Árboles del parque Ribelles

Parques y jardines: El parque Ribelles

A lo largo de la historia la humanidad ha utilizado plantas con una finalidad básicamente económica, tanto de forma directa por sus productos (frutos, semillas, madera, etc...) como de manera indirecta como alimento del ganado. Una excepción a esta regla general la constituyen los parques y jardines donde la utilidad se torna estética diferenciándose así de huertos y campos de cultivo.

El parque Ribelles fué inaugurado el 25 de mayo del año 1999 siendo alcalde En Josep Vicent Cuello. Es de un tamaño discreto ya que ocupa una parcela alargada de 11.700 m2 a poniente del polígono industrial Spi1 entre la calle Els Ports y la avenida Collidors.

El nombre del parque se debe a su dedicatoria a la memoria del poeta puçolenc Josep Maria Ribelles i Llobat.

A la hora de diseñar el parque y escoger las especies de árboles y arbustos se siguió el modelo de jardín inglés en el que las plantas y los espacios parecen “naturales” y casuales. No se sigue ninguna ordenación racional al estilo francés ni patrones filosóficos y espirituales propios de los jardines orientales.

En el interior del parque podemos encontrar pistas para patinar y practicar “skate”, una zona de toboganes y de columpios para los niños y un pequeño escenario rodeado de gradas para sentarse.

También hay una jaula con pájaros diversos y un estanque con dos niveles donde viven carpas y plantas acuáticas.

Entre los árboles y arbustos presentes en el parque se pueden encontrar especies autóctonas o de origen perimediterráneo plantados tradicionalmente en nuestra tierra como olivos o algarrobos junto a otras que son propias de los parques europeos como los plátanos de sombra o las magnolias. También aparecen algunos árboles que son relativamente nuevos en nuestras calles y plazas y que no tienen todavía nombre común debido a esa novedad que los hace desconocidos para la gente, es el caso de, por ejemplo, los braquiquiton o las tipuanas.

 

Árboles de jardín tradicionales

Algunas especies de árboles están presentes en los jardines y en los parques ornamentales desde los origenes.

Unos, originarios de zonas frías y húmedas, son caducifolios de porte espectacular típicos de los parques europeos que, sin embargo, sufren mucho con los calores y las sequías mediterráneas. Hay excepciones entre las cuales destacan el plátano de sombra, Platanus x hybrida, muy común en nuestros parques y jardines y en la cuneta de las antiguas carreteras nacionales y la tuya (Platycladus orientalis) usada en parterres y setos . En el Ribelles hay también, como ejemplo de este grupo, un precioso ejemplar de magnolia (Magnolia grandiflora).

Otros, de tamaño más discreto, se plantan en las aceras de calles y avenidas donde se agradece su presencia y su sombra aunque, a veces, pueda oirse alguna queja por la molestia provocada cuando dejan caer hojas, flores o frutos. Son muy comunes el arce americano (Acer negundo), el árbol de Judea o del amor (Cercis siliquastrum) y el ciruelo rojo (Prunus cerasifera) entre los de hoja caduca y el aligustre (Ligustrum lucidum) y el falso pimentero (Schinus molle) entre los perennifolios. Todos estos están presentes en el Ribelles y, también, en las calles del pueblo.

 

Árboles de jardín modernos

En les últimas décadas han llegado a nuestras calles y jardines una serie de especies de árboles de origen subtropical que se adaptan perfectamente a las condiciones climáticas mediterránea en las que se dan altas temperaturas y  periodos de escasos aportes hídricos. A pesar de esa buena adaptación, el cambio de entorno les provoca algún conflictos para decidir cuando florecer o sacar las hojas.

Podemos incluir en este grupo un representante de los árboles-botella como el braquiquiton (Brachychiton polpulneus) así como falsas acacias procedentes de América como la jacaranda (Jacaranda mimosifolia) o la tipuana (Tipuana tipu) junto a higueras tropicales del género Ficus (Ficus nitida) y arbustos moldeados para ser transformardos en pequeños árboles, es el caso de la poinsetia o flor de pascua (Euphorbia pulcherrima) o el hibisco de Siria (Hibiscus syriacus).

 

Árboles autóctonos

Se denomina “autóctono” a aquello que es originario de un lugar, en nuestro caso estamos hablando de árboles y arbustos propios de la cuenca mediterránea que han sido cultivados tradicionalmente por sus productos y no por su valor estético. Esto hace que, con alguna excepción, no sean comunes en parques o en calles y avenidas.

Así podemos encontrar especies productoras de frutos como el algarrobo (Ceratonia siliqua), el pino piñonero (Pinus pinea), el olivo (Olea europea) o la encina (Quercus ilex), otras valoradas per sus hojas como la morera blanca (Morus alba) y el laurel (Laurus nobilis) o por su madera como el ciprés (Cupressus sempervirens) o el almez (Celtis australis). Incluso los hay que se cultivan per su corteza como el alcornoque (Quercus suber) que proporciona el corcho. La madera de la adelfa (Nerium oleander) no se hincha con la humedad y es útil en la fabricación de pitos y bocas de flauta de caña.

De todos ellos solo se han considerado como ornamentales a los cipreses y a las adelfas aunque últimamente se han añadido al grupo almeces y moreras.

 

Palmeras

Las palmeras son plantas monocotiledóneas, es decir, tienen un solo cotiledón (primera hoja en la germinación) en la semilla y la mayoría son hierbas anuales sin verdadera madera y sin ramificaciones. Cañas, eneas y palmeras son ejemplos de monocotiledóneas que viven varios años pero que cumplen con el resto de las características citadas

Dentro de este grupo, las palmeras son las de mayor porte ya que algunas especies pueden alcanzar los 30 m de altura. La mayoría de las 2400 especies son tropicales, en Europa occidental solo hay una autóctona: el palmito (Chamaerops humilis). Además de esta podemos encontrar en el Ribelles ejemplares de palmeras pinnatisectas (con hojas alargadas con los foliolos en dos filas) como la palmera canaria (Phoenix canareiensis) y la datilera (Phoenix dactylifera) acompañadas de otras palmatisectas (hojas con los foliolos dispuestos en forma de abanico en el extremo del peciolo) como Washingtonia robusta y W. filifera.

Se ha añadido a este grupo el bananero (Musa x paradisiaca) que es monocotiledónea aunque no pertenece a la familia de les palmeras.

 

TABLA DE ESPECIES

  1. Acer negundo (Arce americano)
  2. Brachychiton populneus (Árbol botella)
  3. Celtis australis (Almez)
  4. Ceratonia siliqua (Algarrobo)
  5. Cercis siliquastrum (Árbol de Judea)
  6. Chamaerops humilis (Palmito)
  7. Cupressus sempervirens (Ciprés)
  8. Euphorbia pulcherrima (Poinsetia)
  9. Ficus nitida (Higuera nítida)
  10. Hibiscus syriacus (Altea)
  11. Jacaranda mimosifolia (Jacarandá)
  12. Laurus nobilis (Laurel)
  13. Ligustrum lucidum (Aligustre)
  14. Magnolia glandiflora (Magnolia)
  15. Morus alba (Morera blanca)
  16. Musa sp. (Bananero)
  17. Nerium oleander (Adelfa)
  18. Olea europea (Olivo)
  19. Phoenix canariensis (Palmera canaria)
  20. Phoenix dactylifera (Palmera datilera)
  21. Pinus pinea (Pino piñonero)
  22. Platanus hybrida (Plátano de sombra)
  23. Platycladus orientalis (Tuya)
  24. Prunus cerasifera (Ciruelo rojo)
  25. Quercus ilex (Encina)
  26. Quercus suber (Alcornoque)
  27. Schinus molle (PebeteroFalso)
  28. Tipuana tipu (Tipuana)
  29. Washingtonia filifera (Wasingtonia filífera)
  30. Washingtonia robusta (W. robusta)

 

 

 

+Info

Horario de visitas:

Miércoles de 11 a 13 horas

Viernes de 16 a 18 horas


Teléfonos para concertar visitas:

Juan: 961 465 718

Ismael: 619 141 388