Artículo de Ara Puçol del mes de diciembre: “Obras de cambio del colegio Bisbe Hervàs”

Este es el artículo de Ara Puçol de diciembre, titulado Obras de cambio del colegio Bisbe Hervàs. Tal como contempla el Reglamento de Medios de Comunicación aprobado en 2008, los grupos políticos municipales pueden publicar en la página web municipal un texto de opinión sobre cada pleno que se realice y un artículo sobre el tema que ellos elijan cada mes.

La Diputación de Valencia concedió al colegio Bisbe Hervàs una subvención para el cambio masivo de puertas y ventanas.

Tras muchos atrasos injustificados que han hecho peligrar dicha subvención, se comenzó la obra el 4 de octubre, cuando se debía realizar en los meses de julio y agosto aprovechando que no hay clases. Disponiendo de dos meses para llevarla a cabo. Por motivos desconocidos, la obra se atrasó, perdiendo un tiempo que era necesario para evitar que los trabajos se realicen estando los menores en clase.

Desde la dirección del colegio nos hicieron llegar su malestar con la empresa por no cumplir las condiciones, los padres y madres de los alumnos estaban preocupados por la seguridad de sus hijos y la directora del centro ha tenido varios encontronazos con los trabajadores de la empresa por la falta de seguridad que observaba en el centro escolar.

La última reunión mantenida fue un despropósito lamentable en el que se vio realmente que los perjudicados son los menores. La señora alcaldesa, en un acto de lavar la mala gestión hecha hasta ahora en este tema, empezó a leer las fechas en las que se habían ido produciendo los diferentes anuncios de la ya citada obra y achacó el retraso a que: «los tiempos en la administración son así».

Tras los ataques de los allí congregados pidiendo explicaciones la única opción que se les ocurrió fue ir echándose las culpas unos a otros hasta que… saltó la liebre y la culpa era del coordinador de seguridad (que depende del Ayuntamiento) lo más curioso que ante las preguntas de quien era, lo único que aclararon es que: «se llama Juan, un chico alto»; nadie lo ha visto en la obra, pero eso sí, han hablado por teléfono con él.

Pondremos el ojo en quien es el responsable final de esta obra, ¿Lo saben ustedes? Pues sí, el Ayuntamiento y ¿qué coordinación, gestión y seguimiento ha tenido? Exacto, ninguna. Palabras dichas allí mismo; al técnico responsable de supervisar que las obras se llevaran a cabo en tiempo y forma solo lo han visto una o dos veces y que la comunicación con los gestores del ayuntamiento ha sido solo de palabra.

Acabada la reunión pedimos una visita a las obras a la directora, pudimos ver in situ el estado de las mismas, la preocupación ha ido a mayores al comprobar que no estarán acabadas para la fecha prevista, la peligrosidad para los alumnos de ciertas aulas a medio terminar y el nerviosismo de la directora del centro.

En resumen: un caos total por parte de la empresa constructora, una falta de coordinación del director del proyecto, una falta de seguimiento de los servicios técnicos del ayuntamiento, una falta de inspección por parte del coordinador de salud y una dejadez por parte de los gestores políticos.

Lamentable la gestión (o falta de ella) del equipo de Gobierno en este tema tan delicado.

Desde Ara Puçol queremos dar las gracias a Silvia, la directora del colegio Bisbe Hervàs, por atendernos amablemente y enseñarnos las instalaciones, dar todo nuestro apoyo a la dirección de este colegio, al claustro de profesores, al AMPA, a los padres y madres de los alumnos allí escolarizados y decirles que estamos a su disposición para cualquier cosa que necesiten.

Una opinión de Ara Puçol

21 Diciembre 2018
FaceBook  Twitter  

Información Adicional