El antiguo centro de acogida de Puçol, preparado para recibir migrantes del buque Aquarius en caso de ser necesario

Puçol se declaró municipio acogedor en el pleno de junio de 2016 con la aprobación de todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento. Ante la necesidad de ubicar a las 629 personas que navegan rumbo al puerto de Valencia en el buque Aquarius y otros dos barcos, Conselleria contactó al principio de la semana con el municipio para conocer las posibilidades que podría ofrecer la localidad. Se ha llevado a cabo un inventario y un análisis acerca de la actuación a implementar en caso de que se destinaran varios migrantes a la ciudad. No obstante, esto no supone la confirmación de su recepción y actualmente se está a la espera de instrucciones.

«Hemos realizado un análisis para conocer el número de personas que podríamos acoger para cubrir sus necesidades con todas las garantías», explica Mar Mazo, concejal de Bienestar Social. Asimismo, «hemos indicado a los organismos autonómicos y estatales que nos lo han solicitado que podríamos acoger un máximo de ocho personas».

«Por las características del antiguo centro, sería conveniente recibir a personas adultas. Si se destinaran menores a Puçol, y siempre en caso de que finalmente se produjera esta actuación, se haría lo posible para adaptar el enclave, ya que estamos a disposición de lo que nos pidan».

El espacio disponible consta de «tres habitaciones; una con dos literas y, el otro par, con una litera cada una», indica Ana Gómez, concejal de Patrimonio. «Hay baños y duchas, así como una sala muy grande que podría emplearse como comedor. No hay cocina, pero se ha planteado la idea de recurrir a un catering» en el caso de que se efectuara la acogida.

Según las personas que vinieran y su perfil, «tenemos claro que las necesidades y el enfoque de la intervención sería diferente, con lo que el protocolo de actuación cambiaría. A nivel interno hemos definido, en el supuesto de que se efectuara la acogida, de cuáles son las gestiones y actuaciones que tenemos que desarrollar», apunta la edil de Bienestar Social.

La inversión que sería necesario realizar sería «mínima, no más allá de lo destinado a limpieza, pintura, cambio de colchones y algo de fontanería», señala Mar. Asimismo, de producirse la reubicación de varias de estas personas migrantes en Puçol, «nos hemos planteado un servicio integral; no solo centrarnos en aportar techo y alimentación, que es obvio, sino también en trabajar un plan de actuación».

En este sentido, los esfuerzos se enfocarían en garantizar «su adaptación, que estén acompañados y, también, que conozcan nuestro pueblo, nuestra lengua y nuestra cultura. Según el perfil, adaptaríamos y estableceríamos programas de intervención para asegurar su autonomía personal y su inserción sociolaboral. Queremos que, como cualquier persona que viene a vivir a nuestro municipio, se sientan parte de él».

La localidad es municipio acogedor «y estamos preparados, pero eso no quiere decir que finalmente vayamos a realizar la acogida; estamos a la espera de instrucciones», recuerda Mar. Por lo tanto, Puçol todavía se encuentra a la espera de cualquier confirmación. Si se produjera, «en 2 o 3 días» estaría todo a punto para la recepción de varios migrantes del buque Aquarius. Paralelamente, «convocaríamos una comisión urgente con todos los partidos políticos y agentes sociales».

Informa: Nicolás D’Opazo | Fotos: Sergio Maestro

fotos face

458-centro-acogida-2

15 Junio 2018
FaceBook  Twitter  

Información Adicional