Iglesia Santos Juanes

La iglesia y el palacio arzobispal

La iglesia de los Santos Juanes es el monumento más representativo de Puçol actualmente. Formaba parte de un conjunto monumental más amplio formado por un palacio arzobispal y un jardín botánico. Hoy en día estos no se conservan, pero son fundamentales para entender la historia de la iglesia.

Puçol fue un señorío episcopal donde los obispos y arzobispos disponían de un palacio para pasar pequeñas temporadas de descanso. San Juan de Ribera, arzobispo de Valencia fue quien levantó la iglesia de los Santos Juanes, justo al lado de este palacio. Y como a Valencia construyó un pasadizo volado, es decir un pasadizo elevado que unía el palacio y la iglesia y así no tener que bajar a la calle para ir a misa.

La construcción de la iglesia empieza el 1587, y un año más tarde, el 29 de abril de 1588, San Juan de Ribera bendijo la primera piedra.

Los maestros picapedreros fueron Antonio de Xado y Pedro de Xado, naturales de Argoños (Cantabria). También trabajaron en la construcción del templo Juan de Fresnedo, Pedro de Fresnedo, Pedro del Solar y Pedro de Ris, todos ellos naturales de Cantabria.

Las obras de la iglesia se revisaban cada seis años por Guillem del Rey y Joan Cambra, importantes maestros de obras que trabajaban en el Patriarca y en el Monasterio de San Miguel de los Reyes, respectivamente.

La iglesia de los Santos Juanes fue un referente arquitectónico en aquel momento, tanto es así, que sus maestros fueron solicitados para construir el Monasterio del Puig.

Después de veinte años de construcción Tomás de Espinosa, obispo auxiliar de Valencia consagró el templo el 28 de octubre de 1607, y San Juan de Ribera trasladó el Santísimo Sacramento de la antigua iglesia a la nueva y celebró la primera misa.

 

Fachada

La fachada principal es de un alto valor artístico. Fue diseñada entre el 1588 y 1589 por Juan de Ambuesa, natural de Paris que poseía gran fama en Valencia por su saber de la arquitectura. Este también trabajaba en el Monasterio de San Miguel de los Reyes y en el Patriarca. 

Por desgracia Ambuesa murió antes de poder construirla así que finalmente, siguiendo sus pautas Antonio de Xado y Pedro del Solar la labraron el 1593.

El retablo de piedra es de estilo clásico con detalles manieristas, está coronado por un escudo prelacial, símbolo de la jurisdicción que sobre Puçol y la iglesia de los Santos Juanes ostentaron los arzobispos de Valencia. Las imágenes de las hornacinas son recientes, se colocaron y se bendijeron el 1975 y representan a la Virgen al Pie de la Cruz, San Juan Bautista y San Juan Evangelista, patrones de la iglesia.

Del exterior también cabe destacar el campanario, construido con sillares de piedra y coronado por un templete con contrafuertes de ladrillo.

 

Interior

El templo es de una sola nave con capillas laterales entre contrafuertes. Todas las capillas son de medio punto exceptuando las dos primeras que son ojivales. La nave queda dividida en cinco tramos por arcos fajones ligeramente apuntados. La bóveda de la cabecera es de tracería con nervios de estilo neogótico. De todo el conjunto destaca la pureza de líneas, la grandiosidad y la luminosidad habituales en el Renacimiento. La decoración de las pilastras a modo de mármol y el revestimiento de estucos pertenecen al último tercio del siglo XIX.

En las dos capillas más próximas al altar se observan dos tribunas, una sobre la puerta lateral que recuerda la unión que hubo entre la iglesia y el palacio arzobispal, y la otra delante de esta donde en su día hubo un órgano.

El altar mayor es de estilo barroco y está presidido por los Santos Juanes integrados entre columnas salomónicas. Pero sin duda lo que más destaca del altar es el baldaquino y la mesa de mármol que representa los cuatro evangelistas: San Mateo, San Juan, San Marcos y San Lucas sosteniendo el libro de los siete sellos. Este altar fue consagrado el 8 de septiembre de 1944.

En la sacristía se conserva una de las piezas más importantes del templo: un guardapolvo de un retablo gótico, seguramente de la primitiva iglesia, que representa al Padre Eterno y al Espíritu Santo. 

 

Capilla de la Comunión

La capilla de la Comunión es encuentra adosada a la iglesia, paralela a su nave y con dos entradas, una exterior y la otra en el interior del templo. Se construyó entre el 1740 y 1747 a cargo del párroco Tomás Aparisi. Más tarde, en el siglo XIX, el párroco Joaquín Alemany decide alargarla, siendo bendecida el 1827. A consecuencia de esta ampliación la cúpula queda desplazada del centro y se observan distintos tipos de sócalos.

Se conservan dos pinturas anónimas del siglo XVII que representan a Jesucristo instituyendo el sacramento de la Eucaristía y la degollación de San Juan Bautista.

Pero la obras más importante es el retablo tallado por Manuel Vergara el 1748, uno de los miembros de la gran saga de los Vergara. Actualmente es el único que se conserva del maestro carpintero.

Este retablo albergaba una imagen de la Inmaculada Concepción, destruida durante la guerra. A partir de este momento pasó a hospedar el tesoro del templo: el cuadro de la Virgen al Pie de la Cruz, patrona de Puçol, que anteriormente se encontraba en la segunda capilla de la derecha.

Este cuadro lo encontró el venerable Pedro Muñoz en la montaña del Cabeçol del Puig el 1570. Un importante hallazgo que propició entre otras cosas la construcción del nuevo templo de los Santos Juanes, una iglesia más grande y digna de albergar este tesoro.

 

Cripta

La entrada a la cripta se encuentra a los pies de la iglesia. Se accede a ella por una pequeña escalera de 14 peldaños de piedra. Tiene una forma rectangular y mide 7,20 metros de largo por 4,30m de ancho y 3m de alto. El suelo es de azulejos y el techo una bóveda de cañón de piedra. Al fondo se distingue un retablo cerámico de Cristo en la cruz.

Actualmente la cripta está repleta de tierra porque sirvió de refugio durante la Guerra Civil. Desde dentro se excavaron dos túneles, uno hacia la plaza San Juan de Ribera donde estaría el palacio arzobispal y el otro hacia la calle San Juan. El primero tiene 40 metros de largo y el segundo 20 metros, aproximadamente. En la actualidad los túneles no llevan a ningún sitio..

+Info

Horario de visitas:

Miércoles de 11 a 13 horas

Viernes de 16 a 18 horas


Teléfonos para concertar visitas:

Juan: 961 465 718

Ismael: 619 141 388

https://www.youtube.com/watch?v=EQDsOLFHa2k