Museo al aire libre

El certamen contribuye a posicionar una imagen del grafiti, entre la población en general, como manifestación artística de interés que ayuda a mejorar su calidad de vida, al revalorizar el entorno.

El año 2011 se puso en marcha un concurso de grafitis cofinanciado por el Ayuntamiento de Puçol e Iberdrola. La compañía ofreció sus centros de transformación (CT) para las intervenciones artísticas del concurso.

Con la iniciativa se querían evitar las pintadas vandálicas que obligan a un mantenimiento costoso y constante, basandose en el código de los grafiteros de respetar lo obra de otro artista, y mantener así los CT con una buena imagen.

De este planteamiento nace una magnífica oportunidad para organizar una actividad cultural y artística interesante para los jóvenes.

En resumen, se puede considerar que en estos cinco años el concurso de grafitis se ha consolidado como una cita cultural en la vida del pueblo, en que un grupo de jóvenes ofrecen desinteresadamente su trabajo por mejorar su entorno y donde desarrollen una faceta artística que en otras condiciones no tendrían oportunidad de explorar.


Estos planteamientos —unidos a la inevitable intervención periódica sobre las obras de los CT, expuestos a los efectos de la climatología— hacen del Museo al Aire Libre de Puçol un espacio en continua transformación y con unas enormes posibilidades de seguir creciendo año tras año.

 

grafiti-1grafiti-2grafiti-3grafiti-4grafiti-9grafiti-6grafiti-7grafiti-8

 

¿Quieres saber más?

Web de juventud

Facebook juventud

 

https://www.youtube.com/watch?v=s4ntRQouGDU&index=22&list=PLezQL5eJ_2dvm5aqCugWWQRpZs14T41EI