Camí La Mar, una obra innovadora que combina los usos de una vereda con las necesidades del siglo XXI

Camí La Mar, una obra innovadora que combina los usos de una vereda con las necesidades del siglo XXI

El jueves 13 de junio, Vicente Dómine visitaba las obras del Camí La Mar, unas obras pagadas íntegramente por la Generalitat Valenciana. Junto a él estaban la alcaldesa Merche Sanchis; los concejales Chimo Galcerá, Salvador Ávila y Paz Carceller; y los técnicos de Icosa, Pavasal y el Departamento de Urbanismo del ayuntamiento, todos ellos implicados en un proyecto que después de años de reclamaciones será una realidad en noviembre.

A finales del siglo XX, el casco urbano de Puçol estaba dividido, entre otras infraestructuras, por la antigua vía xurra del tren que enlazaba con el Puerto de Sagunto. Con su desaparición, la población estuvo años con una vía muerta que atravesaba una zona céntrica. Hoy es una amplia avenida con zona peatonal y, fuera del casco urbano, es una zona de paseo y de ocio, con carril bici, muy utilizada por los vecinos y conocida popularmente como la Ruta del colesterol.

Hace un par de años Puçol todavía soñaba con una ruta similar, pero que no se dirigiera hacia El Puig, sino hacia su propia playa: esa que también cambió de imagen en 2004, cuando pasó de ser una costa de piedras a convertirse en una playa turística con arena, paseo marítimo y la bandera Azul como símbolo de la calidad de su agua, su arena y sus servicios.

Esa ruta ya está en marcha y estarán finalizadas este mismo año: las obras del Camí La Mar comenzaron el 23 de enero de 2013, tras años de peticiones, negociaciones, proyectos y, finalmente, la ejecución de las obras por parte de Pavasal, a partir de un proyecto diseñado por Icosa, con el apoyo técnico del Ayuntamiento de Puçol.

Un proyecto emblemático gran que además corre a cargo íntegramente de la Generalitat Valenciana a través del PIP (Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en los municipios valencianos), que ha destinado 3.748.000 euros para el acondicionamiento de la antigua vereda Mangraners, hoy rebautizada como Camí La Mar.

La visita de Vicente Dómine, Director General de Transportes de la Generalitat Valenciana, a las obras del Camí La Mar, el pasado 14 de junio, permitió conocer algunos detalles de esta actuación que todos consideran “pionera” en el ámbito de la adaptación de las vías pecuarias y veredas para su uso moderno.

Tras analizar el estado de las obras con Pavasal (empresa constructora), Icosa (empresa diseñadora del proyecto inicial) y los técnicos de urbanismo del Ayuntamiento de Puçol, la conclusión es que las obras avanzan a buen ritmo, “pese a una primavera especialmente lluviosa lo que siempre afecta a las obras”, aseguraba Vicente Dómine.

Para el director general lo más importante y lo que convierte en pionera esta actuación es que “conjuga medio ambiente y turismo, tradición y modernidad, respeto a su catalogación histórica como vereda y también a su uso actual como acceso a la playa. De ahí que sea una actuación que se está siguiendo muy de cerca por otras poblaciones para tomar nota de cómo actuar en sus veredas siendo respetuosos con la ley y también con los nuevos usos de estas vías”.

La reclamación histórica del Ayuntamiento de Puçol para poder actuar en el Camí La Mar siempre había tenido como respuesta la negativa de Medio Ambiente, porque había que proteger los usos de la vereda como camino natural para temas agropecuarios, algo que sí se consigue con este nuevo proyecto que, además de la carretera para vehículos, habilita un paseo para peatones, bicicletas y animales.

La obra, además, está siendo complicada porque la vereda está situada sobre una antigua zona de marjal, lo que ralentiza las obras al excavar; también hay una acequia a ambos lados del camino que ha habido que trasladar en un caso y proteger en otro y, en definitiva, problemas geotécnicos”, explica Dómine.

Con todos estos elementos la conclusión es que durante el verano el Camí La Mar se podrá utilizar como carretera de dirección única hacia la playa, como se viene haciendo en la actualidad. Paralelamente, se realizará el traslado de los servicios de telefonía y electricidad, cuyos postes quedan en este momento entre la carretera y la vereda que discurre paralela, una actuación que implica retrasar la finalización de las obras. Ya se han realizado las gestiones y tanto Telefónica como Iberdrola están preparando el traslado de sus instalaciones, algo que se realizará a partir del verano.

Se podrá utilizar la carretera en verano para ir a la playa, pero la entrega de la obra completa se realizará en noviembre”, finaliza el Director General de Transportes. “Estamos hablando de una obra que no desentona estéticamente con el entorno, que cumple la normativa actual de veredas y que verá potenciado su uso diario con el tiempo, no hay que olvidar que los árboles se plantarán ahora, pero realmente dentro de unos años estarán en todo su esplendor. Por tanto, pedimos un poco de paciencia, porque el proyecto es complejo y por eso quiero felicitar a todo el equipo que está llevando adelante la obra”.

Los coches en verano, los peatones, los caballos y las bicicletas en noviembre, pero este mismo año todos tendremos una forma de acercarnos a la playa de Puçol: dando un paseo hasta el mar.

Informa: Sabín

fotos_noticia

640-obras-cami-mar-3

 

20 Junio 2013
FaceBook  Twitter  

Información Adicional