Puçol aprueba su presupuesto con los votos a favor de Entesa, Bloc, Partido Popular, Unión Valenciana y la abstención del PSOE

Puçol aprueba su presupuesto con los votos a favor de Entesa, Bloc, Partido Popular, Unión Valenciana y la abstención del PSOE


El pasado viernes 17 de septiembre el pleno del Ayuntamiento de Puçol aprobó sus cuentas anuales con los votos a favor de Entesa,  Bloc, Partido Popular y Unión Valenciana y la abstención del PSOE.

Fue Ximo Galcerá, concejal de Hacienda, quien empezó explicando las razones por las que, a estas alturas del año, aún no se había aprobado el presupuesto: ''el primer motivo es evidente, la moción de censura y los consiguientes cambios que ha provocado, y el segundo es la valiente decisión que hemos tenido que adoptar con respecto a la empresa pública Gespul. Su situación resultaba más que preocupante y se hacía necesaria su disolución, ya que generaba constantes pérdidas y ahora ya estaba gastando parte del dinero de las cuotas de urbanización del sector 5 para pagar las nóminas y otros gastos''.

Para Ximo, el PSOE es el único culpable de esta situación y recordó que ''esta es la quinta empresa pública del gobierno socialista que cierra en diez años''. A partir de ahora, el Ayuntamiento asumirá al personal que venía trabajando en Gespul y también la finalización de las obras de urbanización de la playa.

En cuanto a las líneas generales del presupuesto, el concejal de Unió Valenciana explicó que se trataba de ''unas cuentas realistas, austeras, con la importante bajada de los sueldos de los miembros del equipo de gobierno y la congelación de las subvenciones a las asociaciones''.

En su turno de intervención, el portavoz del partido socialista, Josep Mª Iborra, mostró su malestar por las formas del actual equipo de gobierno, ya que, según él, ''no se ha convocado junta de portavoces, tras haber estado todo el mes de agosto esperando la llamada. Tan sólo se nos ha citado para una comisión informativa, y además para mostrarnos un presupuesto calcado al que en su momento presentó el PSOE''. También acusó al actual equipo de gobierno de la disolución de Gespul, ''una empresa cuyo objetivo es promover viviendas para los jóvenes y la gente con menos recursos de la población. Además me gustaría recordar que en su día, todos aprobaban por unanimidad las cuentas de Gespul''.

Por su parte, el portavoz del Partido Popular Mariano Sanchis, quiso recordar al PSOE que ''ellos ya tenían previsto tomar medidas con Gespul cuando estaban gobernando'' y les lanzó una pregunta ''¿a cual de los tres o cuatro presupuestos es calcado éste que hoy presentamos nosotros?''. Mariano finalizó su intervención destacando que estas cuentas son fruto del diálogo y el consenso, y no de la imposición cómo había venido siendo habitual con el PSOE en el gobierno.

A continuación tomó la palabra Salvador Claramunt, portavoz del Bloc, que destacó que se habían reducido partidas como ''protocolo, otros gastos de alcaldía, periódico local y sobre todo las partidas destinadas a sueldos del equipo de gobierno. A cambio se ha producido un aumento en otros aspectos, como la cooperación internacional o las becas para los libros de texto de los escolares''. Finalizó su intervención recordando al PSOE que Gespul ''viene generando pérdidas desde 1997 y que a partir de este momento  se abre una nueva etapa de normalidad con un gobierno que trabajará por el interés general del pueblo''.

Por su parte el alcalde, Juanma Busto, quiso recordar a Josep Mª Iborra que en su período como alcalde ''tan sólo se construyeron treinta viviendas de protección oficial, balance muy pobre para una empresa, Gespul, que en sus inicios sí era social, pero que más tarde se había convertido en una carga, ya que no hacía más que generar pérdidas''. También recordó en su intervención que ''se ha reducido el gasto en fiestas, se han congelado las subvenciones a las asociaciones y los tres nuevos cargos de confianza con que contará el equipo de gobierno cobrarán menos que los dos que tenía el PSOE''.

Finalmente se sometió el presupuesto a votación, con los votos a favor de los cuatro partidos del gobierno y la abstención del grupo socialista, que presentó una enmienda a la totalidad que no fue aprobada.

Otro de los puntos tratados en el pleno fue la petición de la declaración de Puçol como zona catastrófica tras las últimas lluvias, punto que fue aprobado por unanimidad.
19 Setembre 2004
FaceBook  Twitter  

Altres