Majo Giner y su defensa del Marjal dels Moros: cuando la lucha medioambiental se convierte en Arte

Hasta el 28 de mayo, la exposición de pintura de Majo Giner ofrece un espacio para la reflexión y la defensa medioambiental en la Casa de Cultura. Un collage plagado de símbolos e imágenes de la flora y fauna del Marjal dels Moros que se transforma, a ojos del espectador, en una llamada de atención para dar a conocer este humedal situado entre Sagunto y Puçol, pero también para reclamar su protección. Y eso es tarea de todos.

Majo Giner llegó a Puçol hace tres años. Encontró en la ronda del casco urbano una casa ideal para montar su estudio en la planta alta. Y, paseando por el entorno, tropezó un día con el Marjal dels Moros.

Fue un amor a primera vista.

Desde entonces no solo lo recorre asiduamente. También se ha convertido en su fuente de inspiración. En el tema para su nueva exposición. Un trabajo que puedes disfrutar en el Espai d’Art de la Casa de Cultura hasta el 28 de mayo.

39º37’37” Norte / 0º15’22” Oeste es el título de la exposición y también las coordenadas donde se encuentra este pequeño reducto de vida, de naturaleza, rodeado por la presión del turismo y sobre todo de la industria.

Pero ahí continúa. Sobreviviendo.

«En el Marjal dels Moros, si te giras y miras alrededor, compruebas que la amenaza está siempre presente; aunque sea una Zepa (Zona de Especial Protección de Aves), la amenaza es real», explica Majo. «Mi preocupación por el medio ambiente ya viene de antes, pero descubrir este rincón me hizo plantearme cómo concienciar a los que vean la exposición y cómo dar valor a este espacio natural que debemos proteger entre todos».

Y de esa reflexión nace la técnica utilizada: el collage, una técnica mixta, como mixta es la flora y la fauna que podemos encontrar en esta zona húmeda situada entre los términos de Sagunto y Puçol, rodeada por el Mediterráneo al este, por un polígono industrial creciente al oeste, el Puerto de Sagunto al norte y la playa de Puçol al sur.

Afortunadamente, la presencia del Centro de Educación Ambiental de la Comunidad Valenciana ha servido de dique de contención para las empresas y permite que el agua, la vegetación, las aves y multitud de especies compartan este espacio donde disfrutar del paisaje y la tranquilidad aún es posible.

«He decidido utilizar símbolos en los cuadros, como la equis, que marca un punto de encuentro, pero también de peligro. O círculos para señalar puntos de atención, como las huellas de las aves. También cuadrados para destacar algún elemento de interés», continúa la artista, que ha tenido que ver cómo la exposición se retrasaba en varias ocasiones, lo que ha permitido afinar algunos detalles.

Inicialmente se programó para abril de 2020. La pandemia lo impidió. Con esa cierta apertura que vivimos a final del pasado año, se apostó por montarla en noviembre, incluso se editó el catálogo. Pero tampoco pudo ser. Eso sí, el catálogo se ha reutilizado porque a la tercera va la vencida: abril y mayo de 2021.

El resultado es una exposición muy variada, con cuadros pequeños y también de gran tamaño en las paredes de la Casa de Cultura, pero también una mesa central con una muestra de elementos del humedal. Y todo acompañado con una proyección en la que los protagonistas son los contrastes: marjal frente a sus amenazas y Majo trabajando en su estudio.

«Es un placer recuperar las exposiciones en la Casa de Cultura con un trabajo de una vecina nuestra», señalaba el concejal José Mª Esteve en la inauguración. «No ya por la calidad del trabajo técnico, sino también por el valor humano que hay detrás: defender nuestro patrimonio natural».

Una inauguración que también contó con la presencia de la alcaldesa Paz Carceller, igualmente satisfecha por recuperar una cierta normalidad también en el ámbito de la cultura y por «dar a conocer el Marjal dels Moros, ese humedal tan desconocido para nuestros vecinos hasta hace poco… aunque realmente está en el término de Sagunto. La pandemia una de las cosas que nos ha permitido es pasear por nuestro mar y nuestra montaña y descubrir la importancia del relax… una tranquilidad que también transmite la exposición de nuestra vecina».

Como colofón, Majo Giner desveló algunos pequeños secretos de la exposición que revelan hasta qué punto su concienciación y su defensa del medio ambiente la lleva hasta las últimas consecuencias: «todos los bastidores que he utilizado para los cuadros de la exposición son reciclados, me os había legado una pintora amiga y creo que era la ocasión perfecta para reutilizarlos».

39º37’37” Norte / 0º15’22” Oeste se exhibe en el Espai d’Art, primera planta de la Casa de Cultura, hasta el 28 de mayo. Si te acercas una tarde, es posible que coincidas con Majo y, si te animas a charlar con ella, seguramente te contagiará su pasión por la pintura y su amor por el Marjal dels Moros.

Ambos son muy, muy contagiosos.

Informa y fotos: Sabín

fotos face136-expo-majo-giner-3

11 Mayo 2021
FaceBook  Twitter  

Información Adicional