Manuel, ganador de MasterChef Junior: “Cocinar es un trabajo duro y sacrificado”

El sábado 6 de junio, a las 19.30 horas, Manuel Esteve realizaba la presentación oficial de la Ruta de la Tapa 2015, dentro de la programación de actos de la feria comercial Puçol DeMostra. Para que todos podamos conocerlo un poco mejor, Teresa Piquer Claramunt ha charlado con tranquilidad con el ganador de MasterChef Junior. Éste es el resultado.

Talento, compañerismo y creatividad. Estos fueron los tres ingredientes con los que Manuel Esteve, alumno de 6º de primaria del colegio Alfinach y vecino de Puçol, logró cautivar al jurado y proclamarse como ganador de MasterChef Junior 2.

Para la ocasión, un menú tradicional dela gastronomía valenciana: de entrante, tostada de queso con sardinas y mermelada de tomate. Caldo de ajo, pimentón, patata y anguila como plato principal. Y de postre, un canelón de calabaza relleno de chocolate blanco y avellana con granizado de fresas que dejó boquiabiertos a los jurados, y a la audiencia.

Es un joven chef autodidacta con una gran proyección de futuro. A Manuel le encantaría dedicarse a la cocina dentro de unos años, pero reconoce que cocinar es un trabajo duro y sacrificado.

Manuel, a ti te gusta la cocina pero ¿cómo y cuándo surge la idea de apuntarte a MasterChef Junior?

A mí me gustaba mucho cocinar, sobre todo desde el año pasado. Con la anterior edición yo ya quise apuntarme pero no me dejaron mis padres, y ya en esta edición conseguí que me dejasen. Poco a poco fui superando los castings hasta que entré a formar parte de MasterChef Junior 2.

¿Cómo aprende a cocinar un niño cuando lo típico de las madres y las abuelas es: “no te acerques al aceite caliente”?

Pues mira, primero a mi madre la convencí el año pasado. Le decía: “¿Ves como los niños también pueden cortar y hacer cosas?”, y ella al final dijo: “Bueno, vale”. Entonces así la convencí para que me dejase hacer alguna cosilla, pero con las abuelas fue más difícil. Ellas no me dejaban, mi madre más.

Y ¿qué sueles cocinar en casa?

Pues más o menos lo que vamos viendo. Si vamos a un restaurante y nos gusta algo, luego estamos varias semanas haciéndolo en casa.

En el concurso varias veces te han repetido los jurados que no son platos de niños, realmente ¿son fruto de tu imaginación?

Sí. Las recetas me las imaginaba un poco yo y también me gusta mucho hacer platos de un amigo de mis padres, y mío, que tiene un restaurante que se llama El Riff en Valencia. De allí, y de mi madre sobre todo, cojo alguna cosa.

La verdad es que las palabras de los jurados son todo un derroche de piropos “envidia”, “asombroso”, “enhorabuenas” e incluso “hablan de copiarte algunas recetas”, ¿qué sentías en esos momentos?

Yo estaba súper contento porque son cocineros buenos, y claro que te digan eso…

¿Pensaste en algún momento en llegar a la final?

Que va. Nada de nada. Yo hasta el final no pensaba que iba a ganar. Hasta que no me lo dijeron, no me lo creía.

¿Ya tienes decidido en qué vas a invertir el premio?

Pues aún no lo tengo claro. Aunque seguramente me lo gaste en algún curso de cocina en verano, porque ahora con el colegio no puedo, y también para los estudios más adelante.

No sólo has destacado por tus platos, sino también por tu bondad y compañerismo. ¿En el juego vale la amistad?

Yo creo que sí, además éramos todos muy amigos. Nos llevábamos todos muy bien y no pensábamos en “voy a ganarle, voy a ganarle, voy a ganarle.” Era todo más de ayudarnos entre nosotros.

Y ahora que ya ha acabado el concurso, que has sido el ganador de la segunda edición de MasterChef Junior, ¿cómo llevas ese reconocimiento?

¡Ah, yo muy bien! Todo el mundo me pide autógrafos y fotos. Así que claro, yo muy contento. 

¿Repetirías la experiencia en MasterChef Junior?

Sí, mil veces, porque nos los pasamos todos genial.

¿Aconsejarías a los niños de tu edad a que participasen en concursos así?

¡Hombre claro! Porque además se aprende muchísimo, no solo de cocina sino también de compañerismo.

Te han hecho un gran recibimiento en tu colegio Alfinach y en el Ayuntamiento de Puçol, además el 11 de febrero, día de tu cumpleaños, cocinaste una tarta de nueve chocolates para tu clase de 6º de primaria. ¿Qué te dicen tus amigos?

Yo creo que están todos muy contentos de tener un amigo que ha ido a MasterChef Junior y que además ha sido el ganador de la edición.

¿Y los cocineros del cole?

También, supongo que sí.

¿Te atreverías a entrar algún día en la cocina del colegio?

Claro.

Entre tú y yo, ¿cambiarías el menú?

Sí, propondría más variedad. No tener todos los días purés y legumbres.

Hablando de cambiar el menú, un pajarito me ha contado que vas a participar en la 5º Ruta de la Tapa de Puçol, ¿cómo recibiste esta noticia?

Yo muy contento e ilusionado porque todos los años, menos este porque he estado en MasterChef, me gusta ir a la Ruta de la Tapa y probar todos. Me encanta.

¿Ya tienes pensado qué vas a preparar para la ocasión?

No lo tengo muy claro todavía, ya veré más adelante porque aún queda mucho.

Tu hermano no quiere que te vuelvas a ir lejos porque te ha echado de menos. ¿Si surge otra oportunidad te has planteado llevártelo como pinche de cocina?

Mmm no, porque a él no le gusta nada la cocina. Entra en la cocina y a los dos minutos ya dice: “Me aburro, me aburro.”

Hablando de futuro, ¿te ves de mayor entre fogones?

A mí me gustaría mucho, pero con el programa me he dado cuenta que es un trabajo duro y sacrificado.

Con ilusión, esfuerzo y perseverancia todo se consigue, Manuel. ¡Enhorabuena campeón! Eres un crack dentro y fuera de la cocina, sigue así. Desde La Veu del Comerç te deseamos lo mejor y esperamos que continúes teniendo más éxitos.

Informa y fotos: Teresa Piquer Claramunt

470-entrevista-manuel-esteve-4

08 Junio 2015
FaceBook  Twitter  

Información Adicional